Informe grafológico

Pericia caligráfica

Documentoscopia


Un análisis grafológico tiene como finalidad principal el estudio de los aspectos psicológicos de la persona mediante el análisis detallado de su escritura. Este tipo de análisis muestra distintas facetas de la personalidad, entre las que podemos distinguir la capacidad volitiva, el tipo de inteligencia predominante, los rasgos del carácter o las pautas de comportamiento del escribiente.

 

Su utilidad se muestra especialmente en casos como los siguientes:

  • Conocimiento propio o de otra persona.
  • Selección de personal (empresas, ámbito doméstico, etcétera).
  • Orientación profesional.

Una pericia caligráfica se lleva a cabo con la finalidad principal de identificar la autoría de un manuscrito. Para la precisa realización de este cometido, el gabinete cuenta con avanzados medios técnicos que aseguran los resultados de sus análisis. Dichos resultados se plasman y transmiten al cliente en informes y dictámenes, que pueden ir destinados tanto al ámbito privado como al ámbito judicial.

 

Dentro del campo de la pericia caligráfica diferenciamos varias labores:

  • Análisis y comparación de firmas y manuscritos.
  • Autenticidad de testamentos ológrafos.
  • Análisis de anónimos.
  • Análisis de graffiti.
  • Cronología de documentos.

 

A diferencia del peritaje caligráfico, un estudio documentoscópico se fundamenta en el análisis del propio documento o soporte de escritura y tiene como finalidad la identificación de posibles alteraciones o falsificaciones. En este sentido, distinguimos las siguientes tareas:

 

  • Autenticidad de documentos.
  •  Manipulación de documentos.
  • Falsificaciones documentales.